Santa Cruz - Galápagos
Ecuador

19-23 de abril, 2023

Galápagos

MUSEO VIVIENTE DE LA EVOLUCIÓN

Las Islas Galápagos y la reserva marina que las rodea han sido nombradas por la UNESCO como “Museo Viviente y Escaparte de la Evolución”. La actividad sísmica y volcánica en curso refleja los procesos que formaron las islas. Por otro lado, debido a la convergencia de tres corrientes oceánicas, las Galápagos cuentan con uno de los ecosistemas marinos más diversos del mundo.

Estas Islas encantadas fueron la fuente de la teoría de la evolución de Darwin y siguen siendo un laboratorio viviente de valor incalculable para los científicos de hoy. Las Islas se mantienen como un destino único, ya que el 20% de las especies marinas son endémicas y sólo pueden ser encontradas en este punto.

Ubicación geográfica de las Islas

Situadas en el Océano Pacífico a unos 1.000 km de la costa ecuatoriana, donde tres grandes placas tectónicas - Nazca, Cocos y Pacífico - se encuentran en la base del océano, que es de gran interés geológico, por la constante actividad sísmica y volcánica que modifica sus paisajes.

Reserva Marina Galápagos

Considerada Patrimonio Natural de la Humanidad, esta reserva marina mantiene una superficie de 193.000 km2. Su posición geográfica, permite la confluencia de varias corrientes oceánicas frías y cálidas, y con ellas una gran riqueza marina que se ha establecido en sus aguas.

Isla Santa Cruz

Hogar de nuestra X Edición, esta mágica isla es el corazón del archipiélago. Cuenta con una gran variedad de zonas de vegetación, avistamiento de fauna como tortugas, aves y lobos marinos, además de una amplia oferta de atractivos turísticos como lo es la misma cultura isleña que la caracteriza.

ESPECIES ÚNICAS Y SINGULARES

La gran cantidad y variedad de vida silvestre tanto en tierra como en el agua de las Galápagos es bastante notable.

Debido al aislamiento y la lejanía de las islas, muchas de estas especies se encuentran solo en Galápagos y no han cambiado mucho desde tiempos prehistóricos. Las famosas iguanas marinas, albatros y tortugas gigantes de Galápagos continúan asombrando a los científicos y deleitando a los turistas.

Las islas constituyen un ejemplo casi único de cómo los procesos ecológicos, evolutivos y biogeográficos influyen en la flora y la fauna tanto en islas como en todo el archipiélago.